Publi

Ese inesperado día en el que decides devolver el favor

photo-1418874586588-88661ed80c4a

El mundo del software libre es amplio y complejo. Se ha hablado mucho de las 4 libertades del software libre, definidas por Richard M. Stallman1 (libertad de usarlo con cualquier propósito, libertad de estudiarlo y modificarlo de acuerdo a tus necesidades, libertad de compartir las copias del programa y libertad para mejorarlo). Si lo pensamos, desde un punto de vista humano, tal vez pensemos que todos los programas de nuestro ordenador son así. Aunque la realidad es muy distinta.

Bajo las licencias de usuario final de muchos programas se encierran cláusulas que impiden que usemos el programa para determinados fines o en determinadas condiciones. Por ejemplo, hay programas de Microsoft que sólo pueden ser instalados en un ordenador, y si te compras un equipo nuevo, debes adquirir una licencia nueva del programa, volviendo a pasar por caja2; o Adobe, que no te deja separar los componentes de una suite en diferentes ordenadores3, programas que no pueden ser virtualizados, o que, por licencia, no permiten utilizar toda la potencia del ordenador, o no permiten ser instalados o ejecutados en determinados soportes.

Luego vemos la libertad para compartir las copias del programa, y viendo que, casi todo el software disponible pertenece a empresas cuyo modelo de negocio es la venta de licencias (porque existen otros modelos de negocio, también exitosos), está claro que si compartimos nuestra copia del programa con un amigo, estaríamos incurriendo en la ilegalidad.

Ni que decir tiene que, al no tener el código fuente de muchos de los programas que podemos utilizar, no podríamos estudiarlos, vale, a mucha gente esto no le interesa, pero al menos podría haber gente que certificara que dicho programa hace lo que dice y nada más (no es la primera vez que se envía información nuestra a otro lado por reproducir un vídeo) y no podemos adaptar o hacer que nadie adapte el programa a nuestras necesidades o aplique determinadas mejoras (a no ser que podamos contactar con la empresa, y sea algo que aplique a muchos usuarios, ya que si no, no interesa).

Uso de Software Libre

Aunque vivimos en una sociedad que está repleta de estos modelos de software (privativo), lo cual considero totalmente respetable, porque todos los que trabajan en que tengas un programa disponible en tu ordenador tienen que ganar dinero; como dije antes, existen otros modelos de negocio, puede que en muchas ocasiones no logren ser tan lucrativos, y muchas veces impliquen que el proveedor destaque principalmente por su calidad. Dicho de otra forma, existe una comida que te encanta, pero nadie sabe cómo está hecha, siempre que la quieras comer, deberás acudir al único restaurante que la prepara, aunque te dé gases. Por otro lado, si la receta está disponible, tú puedes prepararla en casa, incluso improvisando un poco, y en el caso en el que vayas a un restaurante a comerla, tal vez vayas al que tenga mejor materia prima.
Con esto no estoy diciendo que la receta sea gratuita, es decir, no todo el software libre es gratis, aunque mucho sí que lo es, hay de todo. Por lo que aquí el negocio puede estar desde vender copias, contratos de soporte, instalaciones personalizadas, adaptar el programa a los usuarios bajo demanda, o por ejemplo, si creas un software para su uso online, puedes proporcionar instalaciones personalizadas y optimizadas de tu software a los usuarios y cobrarles por uso.

Aunque, a menudo, muchos usuarios y empresas usamos software libre para nuestros propósitos, por su capacidad de adaptarse, porque no tenemos que pagar una licencia (es decir, no pagamos por el permiso a usarlo, el software será de nuestra propiedad), o porque el pago de la copia no crea restricciones para nuestro propósito. Por parte de los usuarios, por ejemplo, puede que te sientas más productivo con un escritorio Linux que con un Windows o un Mac y puede también que ciertos programas y características que sueles utilizar a menudo no te den complicaciones en ese sistema.
Por otro lado, muchas empresas, además de ahorrar costes, tengan necesidades específicas que no puedan ser cubiertas de otra forma o que las complique sobremanera un software privativo.

El caso de los servidores

Cuando nos centramos en el caso de servidores de Internet, aunque en ocasiones muchos clientes nos pidan una solución Windows, muchos hacemos lo posible por convencerles para utilizar una solución basada en Linux. Ya sea por hacer más sencillo el soporte, por su mayor rendimiento o porque podamos adaptar mejor su producto. Es cierto que también hay casos en los que no tenemos nada que hacer. Por otro lado, cuando toca desarrollar un nuevo producto, la elección de software libre en servidor es la más popular, por su flexibilidad, robustez y por todas las personas que hay detrás, lo han podido probar, adaptar y mejorar antes que tú (lo que hace que su valor real sea muy alto). Además de eso, si nos ponemos en la piel de un empresario, cuando vamos a subcontratar a otra empresa, queremos que esa empresa que subcontratamos no nos deje tirados, imaginemos que esa empresa cierra y nos vemos obligados a hacer cambios en nuestros métodos; de la misma forma, se ha comprobado cientos de veces que el software libre es más duradero que el privativo porque cada proyecto es mucho más que un producto de una empresa (las empresas pueden cerrar, cancelar desarrollos, o hacer cambios importantes sin avisar), en el caso del software libre, en muchas ocasiones, si se deja de mantener, posiblemente otra persona, grupo o empresa se encarguen de continuar su desarrollo, y si hay cambios tan importantes que cambian nuestra forma de entender dicho software, siempre podremos buscar el punto del tiempo en el que cambió la cosa y comenzar un proyecto paralelo desde ahí (fork del proyecto original o incluso de un derivado).

wordle

Devolver el favor

Pero llega un momento en el que, como personas, nos toca devolver el favor. Como usuarios, hemos adquirido de forma gratuita nuestro software, lo hemos instalado y compartido, nos ha servido para aprender, descubrir y disfrutar. Y, en el fondo sentimos que debemos dar algo a cambio. Por un lado, podemos dar dinero, tal vez un ingreso extra, o el dinero que cuesta la licencia de Windows4, o hacer microdonaciones, de esas de 1€ o así a desarrolladores de proyectos o fundaciones que se encarguen del desarrollo de algunos proyectos puede ser interesante.
Aunque no es la única forma de devolver ese favor, por ejemplo, como usuarios podemos contribuir en las traducciones de software si no está disponible, o la traducción no es buena. Podemos también, hablar con amigos y compartir dichos programas, si tienes un blog, puedes hacer un tutorial para manejar un programa o realizar alguna tarea que te ha traído de cabeza y quieres ayudar al que venga detrás, de esa forma estaremos promoviendo el uso de ese programa, cosa que a los desarrolladores siempre les hace ilusión. Puedes también informar a los desarrolladores del proyecto de diferentes fallos que hayas encontrado, algunos programas proporcionan automáticamente el informe de errores, otros, sin embargo, tienes que trabajar un poco para poder verlo y enviarlo. Por otro lado, si sabes programar en el lenguaje en el que está hecho el programa y descubres algún fallo, o quieres hacer una mejora, tienes la posibilidad de realizarla (porque el código fuente estará disponible) y enviar la actualización a los desarrolladores del proyecto.

En cuestión de desarrolladores de proyecto hay de todo, los hay más o menos simpáticos y algunos que cada vez que te comunicas con ellos sube el pan, pero por lo general un desarrollador está encantado cuando ve a un usuario interesado que le remite un problema, un parche, una traducción o lo que sea.

Cuando una empresa devuelve el favor

En el caso de las empresas, en las que seguramente por utilizar software libre se han ahorrado varios cientos de miles de euros, empresas que a su vez, achacan parte de su éxito a esta filosofía y forma de hacer las cosas, tiene mucho más sentido ese hecho de devolver el favor. La primera forma que tenemos es dando dinero. Son muchas las empresas que dan dinero a fundaciones, desarrolladores y proyectos para que continúen su desarrollo5. Aunque no todo acaba ahí, muchas empresas optan por publicitar aquellos productos que usan. Por ejemplo, que una empresa diga que usa Bootstrap, React, Nginx o ElasticSearch promueve el uso de estas tecnologías sobre todo entre otras empresas.
Por otro lado, las empresas pueden liberar algunos programas que sean importantes para su proceso productivo (sin sacar a la luz secretos de empresas) para que otros usuarios también los incorporen. Creando así nuevos proyectos, promoviendo el uso y la publicación de software con licencias libres, extendiendo la cadena con un nuevo favor para nuevos usuarios.
También, y es una que considero de las más importantes, mucho más que el propio dinero, es colaborar a la mejora de software existente, desarrollando nuevas características y solucionando problemas, además de compartiendo con la comunidad esos nuevos cambios y recordemos que la moneda más cotizada es el tiempo, en este caso, el que un desarrollador, o varios, han empleado en ese trabajo (que, por supuesto a la empresa le cuesta dinero).
El caso es que tiene sentido que las empresas empleen ciertos recursos a devolver el favor. No estoy hablando de una pequeña empresa en la que pocos desarrollares trabajan para sacar un producto y están siempre con el dinero justo, aunque hay casos en los que éstos sacan algo de tiempo para ayudar, pero cuando una empresa crece y llega a un punto en el que se lo puede permitir, debe hacerlo y la realidad es que no lo hacen todas las que deberían.

El caso de Siteground

Como en el pasado, este es otro post patrocinado. Aunque no lo parezca. Y vengo a hablar de algo que me sorprendió muy gratamente de esta empresa. Tienen una web donde explican los hitos más importantes de 2015 y se puede ver algo como:
Screenshot 10-05-2016-220509
¿Siteground ha publicado 43 parches en el Kernel? ¡Ésta es buena! Conocemos el caso de Intel, AMD, HP, IBM, Microsoft, Oracle y algunas otras grandes tecnológicas que colaboran asiduamente con el kernel Linux. Pero la mayoría de empresas de hospedaje web (también es cierto que no son tan grandes) no suelen publicar parches (lo que no quiere decir que no los hayan hecho). Es más, la mayoría no suele tener un kernel actualizado (tal vez Apache, PHP, MySQL y algún que otro software más visible, pero no suele ser el caso del kernel), aunque desde hace tiempo esas actualizaciones forman parte de su política de seguridad.
Hablemos de algunas grandes, por ejemplo 1and1 publicó un parche para el kernel6, a pesar de que suelen liberar algunos programas y módulos propios, ese parche de 2012, aunque de tamaño considerable, quedó como anecdótico, y se quedó como experimental y no se aceptó como parte del kernel Linux (también es verdad que Mr. Linus Benedict Torvlads es muy crítico en todo lo que respecta a su hijo virtual, y es normal).
Otros como Dreamhost, también han publicado algunos parches, colaborando con el kernel y han sido aceptados.
Pero como os digo, me ha sorprendido gratamente descubrir que Siteground (A través de Kyup, empresa dedicada a gestionar y proporcionar Linux Containers en la nube, constituida por el mismo equipo de Siteground) tiene una interesante historia reciente con el kernel Linux, a través de Nikolay Borisov sobre todo en áreas de red y sistema de archivos. Desde Siteground dicen haber publicado 43 parches en 2015, sin embargo, pese a que la mayoría no han sido aceptados7 para formar parte de la rama principal del núcleo, los han publicado en Github para que los revisemos y los probemos8, y también para que veamos lo que tienen instalado en sus servidores, lo cual me parece un gran gesto de transparencia por su parte.
Por cierto, si en 2015 publicaron 43 parches, a día de hoy (11 de mayo de 2016) llevan unos 22 parches aceptados (que no escritos), lo cual quiere decir que la relación funciona y se sienten cómodos y satisfechos mejorando día a día nuestro núcleo.
Además de esto, podemos visitar los Github de Siteground y Kyup para ver qué se está cociendo descubriendo algunos módulos y programas interesantes.

Agradecimientos

Haciendo una búsqueda rápida por la red encontré pronto a Nikolay Borisov, desarrollador de Kyup. Sin embargo, quise preguntar a la propia Siteground, vía Twitter si había alguien más. He de decir que me han causado muy buena sensación porque desde Twitter contestaron muy rápido (y era fin de semana), y me pidieron el correo para enviarme información personalizada, que enviaron en cuestión de horas con referencias sobre esos datos del kernel que les pedí. Aunque aseguran que en general han hecho cerca de 270 contribuciones al software libre en 2015 (no me he puesto a contarlas, pero entre proyectos propios, contribuciones al kernel y contribuciones a otros programas, es muy posible).

Y tú. ¿Cómo devuelves tú el favor?

Ahí lanzo la pregunta, podéis responder en los comentarios. Y si has desarrollado y liberado un programa, ¿cómo os han devuelto el favor?

Referencias

Al ser un post patrocinado, he querido poner todas las referencias que menciono en el post por debajo, y dar más importancia a otros enlaces.
1 – Richard M. Stallman (Wikipedia)
2 – Microsoft prohibe transferir licencias de Office 2013.
3 – Adobe end-user license agreements FAQ.
4 – Aventuras devolviendo la licencia de Windows que venía de serie con un portátil.
5 – Duck Duck Go dona 225000 dólares a proyectos open source.
6 – Linux-Filemon Github (1&1).
7 – Kyup kernel log.
8 – Kyup Linux fork at Github.

Foto principal: Jordan McQueen

También podría interesarte...

There are 7 comments left Ir a comentario

  1. Pingback: Ese inesperado día en el que decides devolver el favor | PlanetaLibre /

  2. davidochobits /
    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 46.0 en Windows Windows NT

    Mis aportes a la comunidad son la difusión del software libre y los tutoriales de la web que cree, hace seis años, y administro 🙂

    1. Gaspar Fernández / Post Author
      Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 46.0 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

      Y somos muchos los que te lo agradecemos 🙂

  3. Miguel /
    Usando Google Chrome Google Chrome 50.0.2661.102 en Windows Windows 7

    Muy buen servicio vía chat. Da tranquilidad tener ese soporte.
    Opiniones de usuarios de SiteGround: http://es.hostadvice.com/hosting-company/siteground-reviews/
    Gracias Gaspar

  4. Gaspar Fernández / Post Author
    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 47.0 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

    Son muy rápidos contestando tanto en inglés como en español y en domingo. Tener un soporte así da gusto 🙂

  5. Pingback: ¿Qué ha hecho SiteGround en 2016? Hosting para seres humanos y, ¡atentos! ¡Un concurso! – Poesía Binaria /

  6. Pablo González Nalda /
    Usando Mozilla Firefox Mozilla Firefox 55.0 en Ubuntu Linux Ubuntu Linux

    Enseño lo que dices y uso casi siempre SL. Libero casi todo lo que hago, aunque cuesta ser ordenado…

Leave a Reply